La Patagonia es una región ubicada en el extremo sur de Sudamérica. Comprende territorios del sur de Argentina y de Chile y goza de una impresionante naturaleza casi intacta. Se pueden encontrar espectaculares bosques, lagos de origen glaciar, montañas, mesetas, glaciares y una fauna muy variada. Es, también, un lugar con una climatología bastante impredecible y, a veces, extrema.

Buenos Aires | Bariloche | El Calafate | Chaltén | Torres del Paine | Punta Arenas

Frente al impresionante Lago Argentino en El Calafate.

Buenos Aires

De nuevo, me acompaña mi amigo Jon en esta aventura por la Patagonia argentina. Nuestro viaje comienza en Buenos Aires. Pasamos tres días recorriendo a pié las calles llenas de vida de esta caótica ciudad y empapándonos de la cultura porteña.

Recién aterrizados en Buenos Aires, nuestro Uber se avería en medio de la autopista. La aventura acaba de empezar 😉

Típico autobús en el pintoresco barrio de La Boca.

Nuestro primer asado en una de las calles de La Boca.

Cartel muy original en una calle de La Boca.

Vestigios de otra era de la comunicación.

Maradona, el ídolo en el barrio de La Boca.

Una de las principales avenidas de Buenos Aires con el Obelisco al fondo.

Pintoresca fachada en el barrio de La Boca.

Lugareño del barrio de La Boca.

Los autobuses parecen llegar a todos los rincones de Buenos Aires.

El Jardín Botánico de Buenos Aires es un oasis dentro en esta ruidosa y caótica ciudad.

Una de las muchas estatuas en el Jardín Botánico de Buenos Aires.

En el interior de la Catedral Metropolitana de Buenos Aires

Bariloche y los Siete lagos

Con el buen sabor de los asados y el ambiente porteño, tomamos un avión con destino a Bariloche. Esta pequeña y turística ciudad es muy apreciada por los argentinos. Muchos vienen aquí desde diferentes partes del país a pasar sus vacaciones en los meses de verano.

En los alrededores de Bariloche, hay multitud de rutas para hacer senderismo. Nosotros optamos por hacer la subida hasta el Cerro López y disfrutar así de unas impresionantes vistas del imponente lago Nahuel Huapi.

Las impresionantes vistas del lago Nahuel Huapi.

Muy cerca del refugio Cerro López.

En el refugio Cerro López. Desde aquí se puede continuar ascendiendo hasta el llamado Pico Turista.

Otra perspectiva del lago Nahuel Huapi.

De camino al Pico Turista se encuentra esta pequeña laguna fruto del deshielo.

Llegando a Pico Turista las vistas empiezan a ser aún más impresionantes aunque el viento sopla con muchísima fuerza.

Los colores y las texturas de las montañas que pueden verse desde Pico Turista son realmente sobrecogedores.

A nuestro regreso, el paisaje descansa ya con el atardecer.

Una de las cosas que no uno no puede perderse en esta zona de la Patagonia, es sin duda recorrer La Ruta de los Siete Lagos. Alquilamos un coche y tomamos la famosa carretera Ruta nacional 40 rumbo al norte en dirección a San Martin de los Andes. En un momento dado, el mapa nos hace desviarnos por una carretera de ripio, como les llaman en Argentina (básicamente, una carretera sin asfaltar o pista forestal), por donde conduciremos durante más de 80kms por un camino de cabras (como comúnmente lo llamamos en España).

Un pescador en plena faena dentro del río Negro a las afueras de Bariloche.

La famosa Ruta nacional 40 cerca de Bariloche.

Asentamiento de furgoneteros.

Conducimos durante más de 80kms por esta carretera Patagónica hasta San Martín de los Andes.

Un ciclista solitario en la carretera de ripio de camino a San Martín de los Andes.

El paisaje nos recuerda a las películas del Far West Americano.

Un trozo de madera que curiosamente recuerda a algún ave acuática.

Una vez llegamos a San Martin de los Andes, paseamos por sus tranquilas calles hasta llegar a la plaza principal, que como no podía ser de otra manera tratándose de Argentina, lleva el nombre de San Martín.

Encontramos cantidad de furgonetas, caravanas y viejos camiones reconvertidos en viviendas en los alrededores de la plaza San Martín.

En San Martín de los Andes, como en otras zonas de Argentina, es muy habitual ver perros capar a sus anchas por la calle.

Una familia ciclista disfrutando del atardecer frente al Lago Lácar en San Martín de los Andes.

El cicloturismo también es muy popular en la Patagonia argentina.

Un pequeño crucero navegando por el inmenso Lago Nahuel Huapi.

Un viejo camión reconvertido en vivienda y seguramente recorriendo la Patagonia argentina como nosotros.

Una playa de piedras en alguno de los siete lagos que existen entre San Martín de los Andes y Bariloche.

Como en todo buen viaje, siempre tiene que haber lugar para la improvisación. Por eso, y por las buenas recomendaciones de Leticia, una francesa muy simpática que conocimos en Bariloche y que se convertirá en compañera de viaje por un tiempo, decidimos pasar un par de días en El Bolsón. Descubrimos que se trata de una pequeña población ubicada en un profundo valle y en medio de un paisaje de montañas, bosques de coníferas, ríos y lagos. Nos llama la atención el ambiente hippie que se respira en esta pintoresca localidad.

Cerca de El Bolsón hay infinidad de rutas para recorrer a pie. Una de las más bonitas y populares, es la del Cajón del Azul. Se trata de una caminata sencilla por una senda bien señalizada entre bosques andinos-patagónicos, aunque de una longitud considerable y con algunas subidas, que con el calor del verano, nos resultó un poco más pesada.

Eran una francesa, un vasco y un madrileño…

El sendero hasta el Cajón del Azul atraviesa magníficos bosques.

Finalmente, llegamos hasta las cristalinas aguas del Cajón del Azul.

Después de la caminata, un buen merecido baño. Probablemente el agua más fría que nunca he probado.

Otra de las excursiones que hicimos desde El Bolsón, fue hasta la base de La Cascada Escondida. Resultó ser una especie de oasis en medio de un área bastante árida.

El Calafate y el Glaciar Perito Moreno

Nuestra siguiente parada se encuentra a unos 1400 kilómetros de distancia de Bariloche. El Calafate es una de las tres principales ciudades de la provincia de Santa Cruz y un lugar muy popular por ser la puerta de acceso al parque nacional Los Glaciares, donde se encuentran el glaciar Perito Moreno, el glaciar Upsala, y el cerro Fitz Roy.

Recién aterrizados frente a las aguas de origen glacial del Lago Argentino.

A pesar de que estamos en verano, el clima y el entorno nos resultan un poco inhóspitos. La temperatura no supera los 16 grados durante el día, y el viento es muy fuerte y constante.

Inhóspito y bello paisaje frente a la ciudad de El Calafate.

Jon aprovechando unos tímidos rayos de Sol que aparecen entre las nubes.

Algunas aves que habitan el Lago Argentino cerca de El Calafate.

Zona rural en los alrededores de El Calafate.

Un caballo “aparcado” en una acera de El Calafate.

Una de las principales motivaciones de este viaje era conocer el famoso Glaciar Perito Moreno y, sin duda, no nos defraudó. Al contrario, esta gruesa masa de hielo con un frente de 5 km de longitud y una altura de hasta 70 metros es realmente impactante. A medida que uno avanza por las pasarelas dispuestas frente al glaciar, se puede contemplar este portento de la naturaleza desde diferentes perspectivas y alturas.

Frente al Glaciar Perito Moreno.

Algunos visitantes admirando la masa de hielo desde las pasarelas.

Después de la fantástica experiencia visitando el Glaciar Perito Moreno, alquilamos un coche para desplazarnos a unos cuantos kilómetros de El Calafate, y subir caminando hasta el Cerro Cristal. Se trata de una ruta de varios kilómetros con bastante desnivel desde donde se puede disfrutar de una impresionante panorámica del Lago Roca, el Lago Argentino e, incluso, el Glaciar Perito Moreno.

La carretera de ripio por la que conducimos durante varios kilómetros hasta llegar al inicio de la ruta a pie.

A medida que subimos hacia el Cerro Cristal, las vistas son más impresionantes.

Lago Roca y Lago Argentino al fondo.

A pesar de las espesas nubes, llegamos a ver el Glaciar Perito Moreno a lo lejos.

Chaltén

Otro de los lugares imprescindibles para visitar en la Patagonia argentina es El Chaltén. Este pequeño pueblo es sin duda uno de los destinos más populares entre alpinistas, escaladores y aficionados al senderismo de Sudamérica y, porqué no decirlo, de todo del Mundo. Desde aquí es posible acceder a los senderos que rodean los emblemáticos e imponentes Cerro TorreMonte Fitz Roy.

Para conseguir una fantástica vista del macizo del Fitz Roy se recomienda caminar hasta la Laguna Capri. En menos de dos horas, se recorre un sendero bien señalizado que llega hasta un mirador sobre una laguna rodeada de bosque nativo.

Letrero que marca el inicio del sendero.

Una cabaña de madera aparentemente abandonada.

Impresionantes vistas de un valle que encontramos de camino.

La Laguna Capri y al fondo, aunque tapado por las nubes, el Fitz Roy.

El imponente Fitz Roy y su entorno.

Puerto Natales y Torres del Paine

En Chaltén, me despido de Jon y a partir de aquí continúo el viaje en solitario. Bueno, no del todo, ya que en el bus que nos lleva desde Calafate a Puerto Natales, conozco a Paola y Marcelo, dos chilenos muy simpáticos con los que compartiré varias jornadas de viaje y experiencias.

Paola y Marcelo, mis compañeros de viaje en la Patagonia chilena.

Gente local organizando algún tipo de show teatral en lo que parece ser una vieja fábrica embotelladora.

Como en la mayoría de pueblos de la Patagonia, los perros campan a sus anchas en Puerto Natales.

Una vivienda de estilo colonial británico tan típico de la zona.

Puerto Natales es el punto de referencia para visitar una de las áreas silvestres protegidas más importantes de Chile, el Parque Nacional Torres del Paine. Después de mucha incertidumbre debido a una pésima climatología, conseguimos visitar el parque y hacer una excursión de un día hasta la base las tres imponentes torres. Sin duda, una experiencia inolvidable.

El cerro Paine Grande desde la carretera.

Comenzando nuestra ruta hacia la base de las tres torres.

Cuando por fin llegamos a la base de las tres torres, quedamos impresionados por su descomunal tamaño.

La expedición formada por un argentino, dos chilenos y un español posando bajo las imponentes Torres del Paine.

Punta Arenas

La última parada de este viaje por la Patagonia es la remota y fría ciudad de Punta Arenas en Chile. Se encuentra en la ribera continental del Estrecho de Magallanes y a pocos kilómetros del Cabo Froward, el punto más austral de la masa continental de América.

Desde Punta Arenas es posible visitar en barco alguna de las islas donde encontrar colonias de miles de pingüinos viviendo en su habitat natural (conviene reservar con antelación para no quedarse sin plaza como fue mi caso).